Clausura del Primer Congreso Mundial Virtual de Masonería

”Unos sueñan el futuro. Otros trabajan y le dan forma.”

Respetables y queridos hermanos,

Fue, nada menos que Nicolás Maquiavelo quien escribió: “No hay nada mas difícil de emprender, ni mas peligroso de conducir, ni mas incierto de triunfar, que iniciar un nuevo orden de cosas (El Príncipe, Cap. VI).

Un año atrás, cuando empezamos a soñar con un nuevo orden de cosas, no era para quedarnos en ese nivel. La intención era trabajar intensamente, no solo para darle forma a ese sueño sino para convertirlo en algo que trascienda las barreras del tiempo y pueda continuar hacia niveles mas y mas elevados, pensando sobre todo, en esa base extraordinaria que representan los 350,000 miembros de la Orden en el espacio iberoamericano y cómo integrarla para que pueda mostrar todo su potencial de grupo humano y social.

El 21 de junio de 2016 iniciamos un proyecto inédito, difícil y desconocido en el ámbito institucional: El Primer Congreso Mundial Virtual de Masonería (CMV).

De lo que se trataba era de buscar respuestas correctas a preguntas correctas, partiendo de un modelo institucional estático, que nadie se atreve a tocar y con notorios signos de agotamiento para encarar los grandes desafíos del Siglo XXI.

Para encarar este proyecto era necesario incorporar a toda nuestra base, en un diálogo sincero y transparente, buscando la mejor manera de analizar el estado actual de la institución y desarrollar nuevos mecanismos de comunicación, participación y colaboración que nos permitan llevar adelante el trabajo interno de nuestra Orden, con una alta probabilidad de tener éxito y ofrecer a los Hermanos algo que pueda satisfacer -de manera mas efectiva- la necesidad de ser parte de la Masonería.

Junto a un grupo de Hermanos de varios países y dispuestos a apoyar esta iniciativa, dimos inicio a este gran proyecto, estableciendo 4 salas virtuales, con un total de 20 mesas de trabajo.

Quienes ingresaron a la plataforma del CMV (www.cmi.world/fda), así solo haya sido como observadores, se han dado cuenta del gran potencial que significa esta nueva forma de comunicación y participación dentro de la Orden masónica. Es un avance al cual todos debemos tratar de adecuarnos para empezar a dinamizar nuestros procesos internos. No estamos hablando solamente de mensajería social, sino de verdaderas herramientas de producción intelectual, social, económica y cultural, optimizando nuestros recursos institucionales y trabajando en el diseño de un nuevo paradigma para el Siglo XXI.

Este trabajo solo puede ser desarrollado a partir del uso de las nuevas formas de participación y colaboración masivas, donde todos tenemos la oportunidad de expresar nuestras ideas para que los líderes de nuestras Grandes Potencias puedan conocerlas, procesarlas y adecuarlas al modelo institucional que debemos construir hacia el futuro y en función a las nuevas generaciones.

Hoy, 21 de diciembre de 2016, concluye la primera etapa de este nuevo orden de cosas. El 21 de abril de 2017, durante la Conmemoración de los 70 Años de Fundación de la Confederación Masónica Interamericana, en Asunción del Paraguay, se dará a conocer los resultados, conclusiones y recomendaciones del valiosísimo trabajo desarrollado por los Hermanos que participaron en el CMV. Adicionalmente, en ese momento y recogiendo el aporte hecho hasta el presente, se conocerán los lineamientos para la segunda etapa de este gran proyecto de la Masonería iberoamericana.

Quienes en su momento observaron o cuestionaron la validez de este proyecto, ahora deberán aceptar que las Grandes Potencias que forman parte de la CMI se hallan en un proceso de fortalecimiento institucional integrado nunca antes visto y eso, sin lugar a dudas, repercutirá en beneficio de las propias Grandes Potencias y de quienes son responsables de cada una de ellas, principalmente, cuando las redes colaborativas se hallen en operación.

De parte del equipo de trabajo del CMV y mía propia, nuestro mas profundo agradecimiento a los Hermanos que creyeron en este proyecto y que dieron su tiempo y atención a esta noble causa.

A quienes aun no han participado, los invitamos a hacerlo en las próximas etapas. La innovación es fundamental para la supervivencia de una organización en un mundo cada vez mas competitivo y estos sistemas de participación y colaboración son esenciales para lograr mayor dinamismo y una mayor integración de todos los masones iberoamericanos. Ya dependerá de cada uno obtener el beneficio final para si y para su propia comunidad.

Nuestro deseo es que todos juntos podamos seguir construyendo esta gran cadena y busquemos los mejores mecanismos para fortalecer a nuestra Orden y mostrar al resto del mundo los resultados de un trabajo efectivo y propositivo, en consonancia perfecta con los ideales de los hombres visionarios que dieron forma a la organización masónica mas grande y mejor estructurada del mundo y en línea directa con lo que significa… Pensar diferente.

Para todos los Hermanos y sus dignas familias, una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo.

Fraternalmente,

Rudy Barbosa Levy
Secretario Ejecutivo
Confederación Masónica Interamericana
Este Sitio no tiene Foros

Identificarse